Celebrando la CoCreación Invernal

publicado a la‎(s)‎ 4 mar. 2012 13:26 por Jose Lorenzo Zamora   [ actualizado el 13 ene. 2013 9:21 ]

Hemos estado muy ocupados construyendo nuevas estructuras en el EcoPueblo embriónico entre enero y febrero.   Aquí hay una historia con montones de fotos de lo que hemos estado haciendo estos últimos dos meses (puedes pinchar en las fotos para verlas más grandes).

Gracias Berry, Dixon y Taco por aguantar las noches frías y ventosas. Estos son los meses en los que es menos cómodo acampar, aunque quizás también sean en los que trabajar fuera sea más bonito, por todos los almendros en flor.

También han estado haciendo excursiones por la isla, visitando las precisoas playas, montañas, muchos caminos y residentes amigables.


Estos también han sido los primeros meses de Sara (13 años, hija de Julio) viviendo con nosotros, así que Julio y Stella han estado ocupados disfrutando montones más de tiempo en familia y ajustándose a la vida, amigos y rutinas de esta encantadora adolescente.

Sara en la playa con dos de sus mejores amigas.  A veces se quedan con nosotros, y entonces la finca se convierte en un lugar lleno de risas...


¡Gracias por traernos tanta felicidad Sara!

Estamos disfrutando las ovejas ...

En la última noticia pudísteis ver cómo construímos el corral de las ovejas, y Margarita y los corderos acababan de llegar. Hemos estado viviendo con ellos durante un mes, ¡y disfrutando tanto su compañía!

Lo que es tan genial de las ovejas... es que son los mejores acompañantes en paseos que puedas encontrar. Les encanta investigar, saben cómo disfrutar el lugar y son un ejemplo tan inspirador de estar totalmente presente y relajado, que cuanto más tiempo estás con ellas, más parecido al de Buda es tu estado mental al volver.

Así que hemos estado disfrutando sacándolas a dar paseos dos veces al día, en el precioso campo que nos rodea, donde los vecinos están muy contentos de que les ayudemos a mantener la hierba cortada.



A los perros también les encanta la rutina de paseos, y a todos les encanta ir juntos, por la mañana y por la tarde, a los campos de alrededor, mientras cogemos almendras (¡todavía hay montones en los árboles!) y una bolsa extra de comida o cama para ellos cada vez.

¡Stella se apasionó tanto con los largos paseos que cogió bronquitis! 

Aunque ha esstado soleado todo el tiempo (y mucho más seco de lo que estamos acostumbrados para esta época del año), pero hemos tenido un viento frío muy raro que ha estado trayéndonos hasta aquí las bajas temperaturas del norte de Europa.

Pastorear es muy adictivo, así que incluso si estás fuera bastante rato y te das cuenta de que sudarte y después estirarte hacia los almendros con la brisa fría llevando solo una camiseta no es buena idea... es demasiado divertido como para volver a casa a coger una chaqueta.


Stella:  "¡Ser una pastora es el mejor trabajo del mundo!   
Es sencillamente una felicidad total el estar tranquilamente acompañando a esos animales encantadores mientras coges almendras entre las flores, observando qué le gusta comer a las ovejas y cogerles algo de llevar para luego, viendo cómo corren y juegan juntas, acariciándolas cuando vienen a buscar algo de atención, explorando el terreno con ellas y acabando en lugares que nunca había visto, aunque estén a 20 minutos caminando de la finca".

Y por supuesto a todo el mundo le encanta alimentar a la más pequeñita (aquí con Sara), que está haciéndose grande y fuerte muy rápido.


El Taller de Motosierra

O la clase anti-masacre por motosierra...
Dixon quería cortar algunos troncos de cactus para poder esculpir asientos en ellos, así que necesitaba aprender cómo usar una motosierra.


Julio, Dixon, Taco, Berry, 28 Feb. 2012
Mostrando las bases de seguridad de manejar motosierras. Fijarse en que todo el mundo mantiene una distancia segura de Julio  :)













Dixon, Taco, Berry
Berry es un heroico activista ocupador de bosques que ha hecho un monton de trabajo subido a árboles, y acabó aprendiendo a usar una motosierra como "terapia" (dice él) para la actitud de rechazo que formó hacia ellas cuando trabajó como defensor de árboles.

Pueden ser herramientas muy útiles, aunque potencialmente muy peligrosas.

Así que después de que Julio mostrara el funcionamiento de nuestra motosierra, Berry se encargó de ella y ocupó a Dixon a cortar los troncos extra.  Dixon y Taco nunca habían usado una motosierra antes, ¡Y es una gran experiencia!


Las tuneras (cactus) se extendían antes hasta la mitad de la foto, y ahora son un seto mucho más estrecho (y cosechable), a la vez que hemos recuperado un montón de espacio de esta terraza, para la futura Zumería.

Empezamos con la Zumería

Una cantidad enorme de cactus extra se quitaron de la terraza de Arachne, que estaba demaisado tapizada con plantas, para ser cortados y puestos bajo los nuevos bancales elevados del jardín de Flora.

Dixon se metió mucho en este trabajo de trocearlos (una gran labor de cortar enérgicamente con el machete), y pronto acabamo con unos troncos de tunera muy antiguos que son bastante impresionantes, y tan bonitos que decidimos intnetar incorporarlos como asientos en la terraza, en lugar de cortarlos todos.


A Dixon le pareció bastante inspirador, y empezó a ver todo tipo de formas aparecer en los troncos enredados, mientras empezaba a esculpirlos para hacer asientos. Este es un rincón cómodo para echarsse (aunque nos dimos cuenta de que sólo funciona si eres tan alto como Dixon).


Aunque Dixon estaba muy concentrado en esculpir sus asientos, porque sólo tenía un par de días más para irse, pensamos, ¿Por qué no celebrar su fiesta de despedida en la primera versión operativa de la Zumería... y brindar con los primeros zumos hechos ahí?

Justamente acababamos de encontrar de nuevo nuestro exprimidor de naranjas, mientras sacábamos todo de las cajas de la futura biblioteca...

Así que nos inspiramos para tener lista al menos una versión prototípica del bar, lo suficiente para hacer zumos ahí, para lo que simplemente teníamos que preparar una mesita, un fregadero y la electricidad organizada en el rincón de la barra.

"Empezar muy pequeño" es un muy buen principio permacultural que seguimos siempre aquí.  

Tenemos montones de naranjas ahora mismo... y pronto todos tendremos un nuevo lugar genial para hacer zumo en el desayuno, ¡Gracias a Dixon!

Así que ahora tenemos unos asientos muy originales para la Zumería, hechos con troncos de cactus.

Aquí Dixon creó unos asientos, listos para rodear una mesa futura.

 

Celebramos el impulso inspirador de Dixon para preparar la Zumería brindando en su día de despedida con el zumo fresco hecho ahí mismo.

Sara (aquí usando nuestro pequeño exprimidor), Berry, Stella y Dixon estuvieron todos en el gran evento, pero nos olvidamos totalmente de sacar una foto del brindis  :(  disculpad.

La carretilla de naranjas fue donada por nuestro vecino Mimí, quien suele tener su jardín así, cubierto de naranjas (no le gustan mucho).

   

Nosotros también tenemos 3 naranjos grandes que nos dan mucha fruta, casi todo el año, ¡Así que tenemos para muchos zumos!

La idea es hacer con ferro-cemento unas mesas preciosas con mosaicos que multi-funcionarán como mesas de la Zumería y también como mesas de talleres de cerámica, ya que este es también el sitio ideal para la futura alfarería.




Estas son fotos de nuestra visón, todavía tenemos que hacer las mesas.  Pero tenemos una amiga que es una artista de mosaicos, y ya ha accedido a venir aquí y dar un taller cuando queramos... seguramente en algún Festival de la Creatividad futuro  :)



Progreso en la Biblioteca-Sala de Cine

Actualmente este es nuestro dormitorio, salón, cocina y oficina... muy desordenado, por lo que necesitas bastante imaginación para visualizarlo como la futura sala de Biblioteca-Cine-Descanso-Reunión.


Pero cada vez que añadimos nuevas estanterías, esto es hacia lo que nos acercamos, y en febrero un gatito enfermo nos impulsó a conseguir montones de madera para un proyecto de estantería serio.   Éste es Julio en su taller, el diseño es de Stella, y fue construído por ambos.  Ni un tornillo!  :)

Así que ahora hemos liberado todos los libros de nuevo, y tenemos un muro entero cubierto de estanterías. Aquí es donde nos imaginamos que irá la pantalla de cine, que cubrirá las estanterías, y el resto de la habitación será sólo estanterías, sofás y cojines cómodos en el suelo.





Aquí hay algunas fotos de nuestra visión... Pero se hará realidad en el (esperamos que próximo) futuro.

De momento es todavia nuestro pequeño hogar, hasta que Julio y Stella tengan lista la nueva cueva-vivienda para su habitación (ver debajo).


¡Este es su aspecto el 26 de febrero!  Íbamos a comer sopa entonces.



Un Nuevo Jardín de Bancales Elevados

Con Berry empezamos a hacer lo que se convirtió en un bancal elevado muy largo, todo con cactus troceados bajo tierra, estilo hugelkultur), alrededor del lado oeste del jardín de Flora, dentro y fuera de la valla (de 25m de largo), y ha sido plantado con todo tipo de cosas muy buenas.

Berry está diseñando ahora el resto del jardín.


Y Taller de Hacer Mini-Muros

Y entonces vino Lola (nuestra vecina y querida amiga experta en hacer cuevas) a enseñarnos cómo hacer pequeños muros muy sólidos con rocas y cemento.

Por cierto, este es gran bancal de hugelkultur modificado: hemos cavado 30cm, puesto 15cm de cactus cortado (quitado de la terraza de la Zumería, que podéis ver arriba), que será una comida genial para los gusanos durante un año o dos, y otros 15cm de tierra encima, quitando las piedras grandes, que usamos en la construcción del pequeño muro.


Usamos bordes de cartón para aguantar la tierra y el mulch, y servir de borde temporáneo (se incorporará al suelo eventualmente) para apoyar las piedras.

La idea es que este pequeño muro (¡por fin!) sirva para marcar claramente donde están los bancales, y así la gente no los pise nunca más, y mantener los caminos visibles y además usables como troceadores: podemos llenarlos con materia seca que queramos que la gente despedace, y tras eso añadirlo como compost encima del bancal, elevando el muro en el futuro si queremos.


Lola mostrando a Taco y Berry cómo colocar las piedras para que encajen entre sí y se queden quietas, una esencia del arte de construír con piedras.

Estamos muy satisfechos con el resultado final, que es realmente un bancal de lujo.  Y también sorprendidos con lo grande que es, ya que decidimos extenderlo en cada lado de la valla, así aumentando muchas veces el área de cultivo del viejo diseño del jardín.



Es importante mojar las piedras, antes de echar una mezcla especial de cemento que usa Lola en su bioconstrucción de cuevas, que incluye arcilla local, así haciendo que el muro, además de ser muy fuerte, se difumine con el entorno.

Esta carretilla de mezcla de arena, arcilla y cemento nos dio para 6-7m de muro.


En esta foto, puedes ver detrás de Lola el primer bancal de hugelkultur que hizo y plantó Stella un mes antes, con un muro de piedras secas hecho con mucho cariño... que pero ya se ha desintegrado casi del todo.

Nos llevó 6 años de observación y varios experimentos llegar a la conclusión de que lo más útil sería hacer muros permanentes y bancales elevados, por muchas razones (son muy multi-funcionales y aumentan un montón la productividad), y usar el maldito cemento..


Dixon comentó que ha trabajado para el fabricante de cemento más grande del mundo durante varios años, pero nunca antes había usado cemento por sí mismo.

Así que fue una experiencia muy interesante para él.





Finalmente llenamos el bancal con una mezcla del vivero de lechugas, ajo, col, arrugula y ortiga, añadiendo semillas de habas, judías trepadoras, calabacines y cilantro.

Y añadiremos puerros y cebollas pronto, cuando estén listas.




Ahora tenemos una Oficina


Más o menos... muy primitiva. Se ve claramente que es el almacén de paja antiguo, pero Berry y Dixon tenían muchas ganas de tener un lugar calentito para hablar con sus familias y amigos y reunirse por las noches, así que tuvieron un día genial de ordenar, re-colocar las coas que estaban ahí guardadas e hicieron un nuevo espacio social para residentes.

De hecho aquí es donde planeamos tener la oficina en el futuro, cuando tengamos presupuesto para ello.
Este es su aspecto de antes, como una especie de almacén de herramientas y materiales.


Este proyecto sufrió obstáculos hace poco con unos visitantes que nos deprimieron bastante porque estuvieron durante días haciendo bocetos con Julio, y entonces desaparecieron con los dibujos sin ningúna razón (y no quieren enviárnoslos por email a pesar de que se lo hayamos pedido varias veces).  
Sólo queremos mostrar que no es todo rosas, y que de vez en cuando también tenemos que tratar con gente destructiva.

¡Por lo que es especialmente agradable que hayamos tenido gente extra-constructiva, generosa y creativa justo después para elevar la energía de nuevo!

Berry y Dixon hicieron unos cuantos re-diseños por el camino, empezando con esta disposición algo claustrofóbica... (que a pesar de ello les encantaba, porque era una mejora obvia a no tener ninguna ciber-habitación).



Pero finalmente evolucionó a esta gran mesa en una habitación bastante cómoda que es de hecho el único lugar con calentador en toda la finca. ¡Lujos!  Todavía hace bastante frío por la noche aquí en febrero, por lo que tener un lugar calentito para trabajar por la noche fue un avance genial para los chicos.

Sara también hace buen uso de él, viniendo aquí después del colegio a hacer su tarea...

O más bien hablar con sus millones de amigos de clase... (¿Pero quién somos para quejarnos? Los mayores solíamos aumentar un montón a la factura de teléfono cuando éramos adolescentes, para satisfacer el hambre de hablar con nuestros amigos que habíamos dejado en el colegio un par de horas antes, al llegar a casa... al menos esto es gratis).


Preparar la MiniTienda

Hace un par de semanas Julio se sintió inspirado por una cantidad especialmente grande de turistas que bajaban por el Camino Real al lado de la finca, y decidió empezar algo de lo que habíamos estado hablando desde hacía tiempo: un pequeño puesto de auto-servicio.


Así que Stella (en cama con bronquitis por entonces) hizo este cartel genial para él,

encontramos una jarra adecuada para concienciar (con María y el Niño Jesús)

y lo sacamos con un par de cajas de la fruta que tenemos en abundancia ahora.

Hecho: ahora tenemos nuestra mini-tienda, y una fuente constante (aunque pequeña) de ingresos pasivos que nos llegan a cambio de mejorar la experiencia de paseo de los turistas que vienen a disfrutar nuestra preciosa vecindad.


Este es Julio posando el día de inauguración, con Salamanca.


Y más tarde mejoramos la tienda protegiéndola un poco de la lluvia y el sol.

¿Sabíais que las tiendas sin dependiente son muy comunes en áreas rurales? Este es un vídeo sobre esta tradición en Japón (en inglés)  (gracias Jose  :)


Empezamos la Casa-Cueva

En realidad esto fue idea de Lola (verla arriba) que dijo "¡Por supuesto que va a ser una casa-cueva genial!" en cuanto la alcanzó con sus ojos expertos... y aquí es donde empezamos a conseguir las piedras que necesitábamos para el pequeño muro para el bancal levantado (está justo al lado).


Berry fue el primer valiente explorador que bajó ahí, a mediados de febrero de 2012

Y entonces Dixon fue también... lo usamos para guardar los materiales reciclados que necesitamos para acabar el domo de Sara, y así Berry podía usar el domo de Flora para quedarse en él, desde donde puede ver mejor el jardín que está diseñando.


Taco trabajó un montón (¡heróicamente!) cavando y separando las piedras desde el final de febrero de 2012, bajando bastante el camino para expandir la cueva y evitar que el agua entrase al llover.

Esta gran excavación proporciona montones de materiales para el jardín de Flora, del que podéis ver la entrada justo detrás de Taco en esta foto.

Julio quitó algunos de los troncos de cactus de lo que será finalmente el patio de la cueva (donde está de pie, imagina el suelo algunos metros más abajo).

Esta probablemente sea la habitación para él y para Stella, y en cuanto sea habitable vaciarán la casa de Biblioteca-Cine para que pueda disfrutarse como habíamos planeado, para uso común.

Esta última foto se tomó el 2 de marzo de 2012.

¡Gracias Lola, por animarnos a empezar este otro proyecto ambicioso!



Empieza la EcoResidencia

Una de las cosas más especiales de un EcoPueblo es que gente de todas las edades vive y trabaja junta, en lo que es esencialmente una familia extenida, que es lo más natural, y por tanto acogedor y efectivo, para nosotros, los humanos.

Así que llevamos tiempo pensando en cómo incluír ancianos en nuestra comunidad, y en particular a nuestra Abuela (que nos visita a menudo desde la ciudad) de forma más permanente, y especialmente más cómoda.

En febrero este sueño empezó a tomar forma, ya que finalmente nos pusimos de acuerdo para comprar para esto esta pequeña casa de piedra, que es la más cercana a la carretera, y por tanto con acceso más fácil.

También hemos estado planeando con mucha emoción y desde el principio cómo incluír aquí un lugar para ancianos cuyas familias no puedan cuidar de ellos, porque es algo para lo que Julio y Stella tienen una vocación.

Y pensamos que permitirles participar activamente en un proyecto que está recuperando lo mejor del mundo que conocen tan bien desde su juventud, disfrutando los productos y vida sana de una granja ecológica, es un regalo genial que podemos dar a la gente que nos ha dado tanto a nosotros, además de a los miembros más jóvenes de la comunidad, que necesitan mucho, como todos, de este contacto diario con las generaciones mayores.

Cremos que integrar todas las generaciones en un entorno racional, natural y productivo como este es esencial para nuestra salud emocional, social y espiritual, y el trabajo más importante de regeneración de eco-sistemas humanos que necesitamos hacer.



Aunque por ahora sólo estamos preparando una parte de esta casa antigua para Abuela (aquí echando un vistazo dentro, con Julio, su nieto mayor), una sorpresa maravillosa fue encontrar a otra abuela (de la misma edad que nuestra Abuela) interesada en vivir en la habitación de al lado.

Abuela (aquí tocando la guitarra) es la abuela de Julio y la bisabuela de Sara, una mujer encantadora, muy amorosa y alegre, con un gran sentido del humor.

Ha estado mucho más tolerante, de mejor humor y resistente al vivir con las incomodidades de la granja en progreso que la mayoría de la gente joven que nos ha visitado, así que no necesita ningún lujo, pero nosotros estamos encantados de proporcionarle la habitación más cómoda que podamos aquí, por lo que su pequeña casa requerirá bastante trabajo antes de que pueda mudarse.

La nueva pareja joven cuya abuela está pensando en unirse también a nosotros tiene alrededor de 20 años ¡Lo que significa que quizás tengamos 4 generaciones este año!  Esto sería un gran sueño hecho realidad para nosotros.

Como la casa tiene 3 habitaciones, esperamos que finalmente se convierta en una pequeña EcoResidencia perfecta, y un lugar muy acogedor y sanador para que los ancianos se sientan siempre muy bienvenidos aquí.


Disfrutamos los Carnavales

Aquí en La Palma hay una versión muy famosa en la que todo el mundo se viste de blanco y lanza polvo de talco toda la noche llamada Los Indianos (hay un vídeo de YouTube aquí), y aquí están Julio y Sara de camino ahí.


Fijaos en todos los almendros en flor del fondo, un expectáculo impresionante que recibimos cada año aquí, en esta estación.




¡Este fue el boletín de enero-febrero de GaiaSis!
Puedes ver más en PermaCulturaIntegral.com




¡¡Gracias Dixon !! 

Tras 4 semanas con nosotros, del 27 de enero al 27 de febrero, Dixon se va a por nuevos lugares y aventuras.   Vino aquí desde Inglaterra, donde estaba visitando a familia, pero ahora vuelve a su HongKong nativo.


GRACIAS por todas tus maravillosas sonrisas, trayendo tu maravilloso ser a nuestras vidas, gracias por todo el trabajo increíble de cortar tuneras que hiciste en la terraza de Arachne, por el amor que diste al proyecto embriónico de Zumería y cómo nos inspiraste para lanzarlo, y por ser tan honesto y valiente en decidir expandir tus limitaciones de chico de ciudad mientras estabas aquí.

Todos tenemos recuerdos muy gratos de tí, así que por favor, vuelve y visítanos de nuevo algun día. 

Muchos cubos de cactus troceado como este llegaron al jardín de Flora, y a Dixon le encantó esta parte, así que acabó haciendo montones.

Aquí hay algunas citas de una entrevista-evaluación final que hicimos con él, justo antes de que se fuera.

¿Qué has experimentado aquí?

Esta es la primera vez que he vivido en exteriores un mes entero, aguantando el frío, ¡Y he experimentado tantas cosas!

Ahora me siento muy natural, y creo que no he estado de forma tan natural en toda mi vida, incluyendo sentirme muy unido a todo el mundo, y los perros, las plantas y los pájaros que vienen a despertarme cada mañana.   

Es muy difícil explicarlo, pero me siento muy unido a todo, muy conectado.  Es muy diferente a la forma de vivir en la ciudad.

Dixon aquí con el machete... con aspecto de Rambo

Me anima mucho que hay una alternativa, especialmente cuando os oigo a vosotros hablar sobre cómo hacer las cosas mejor, cómo dejar de apoyar al sistema actual.

Y tras todas esas discusiones me empecé a dar cuenta de que quizás hay una alternativa, no sólo a hacer lo que el gobierno o la sociedad te dicen que debes hacer, sino a lo que decidimos hacer con nuestras vidas.

Tras esto, mi sensación de estar con la naturaleza se ha fortalecido. Siempre tuve ese pensamiento, pero no pensaba que fuera posible conseguirlo, básicamente porque crecí en la ciudad, y ahí siempre hay gente diciéndotelo, dudando que puedas vivir en la naturaleza.

Pero yo sé que es posible, tras este mes de experiencia.


Una vista de la finca desde el norte-oeste, con algunos de nuestros almendros en flor (pincha en cualquier foto para ver en grande)

 

Como Participar


Estamos formando el equipo que empezará en Mayo para una primera auténtica aventura GaiaSis > si te interesa participar (durante Mayo, Junio y Julio), tienes que enviarnos tu Currículum con una carta de introducción, y estar apuntad@ en El Club.  Nos pondremos en contacto pronto.

Estos primeros meses no seguimos con el plan de organizar la primera aventura tal y como planificada, porqué ya teníamos aquí varias personas muy activas que habían llegado en distintos momentos.

Pero también nos gustó mucho esta otra forma*, así que podemos seguir aceptando también a voluntarios, si hay otras personas que cumplen las condiciones mínimas.

  *(en gran parte gracias a Berry que coordinó la actividad de Voluntarios, haciendo posible que la familia tuviera su espacio e intimidad y que pusimos seguir con nuestro propios trabajos).  


MUCHAS GRACIAS Berry!  
Eres un fantástico Organizador :) 



Donaciones al Proyecto


También puedes ser un co-inversor enviando dinero para apoyar a este trabajo, a través de PayPal, usando nuestro email Hola@EcoInversion.net

- haciendo el Curso CDP+++ también estás apoyando directamente al proyecto -

Todas donaciones, grandes o pequeñas que sean, se usan para crear infraestructura de la EcoAldea.

Mimosas en casa de una vecina que visitamos estos días

Comments